Ceci

UMAMI

Anoche

caminé senderos ya transitados

creando nuevos recuerdos,

y a través de una ventana
que proyectaba un amanecer interminable
mientras escuchaba tu piel,

resignifiqué lugares conocidos

cambié los roles preasignados

modifiqué identificaciones…

Para hoy volver a mí,
con las papilas mordisqueadas,

activadas,

y encontrarme bautizando nuevos sabores
mientras me envuelve una bruma de piano y saxo
que me transporta

a otra atmósfera dónde resuenan los ecos de tu voz

describiendo el frenesí sensorial vivido,

a un invierno anticipado

dónde pude deleitarme

con la cata de perfumes y manjares líquidos,

a un espacio sin tiempo

dónde podría volver a disfrutar hasta quedar adormecida

acariciando los bosques de tu cuerpo

o perderme,

y despertar con un tatuaje en el cuello

que me recuerde el arrebato de tu boca

hedonismo moderado

En la soledad,
me encuentro
acariciando el papel, y las cicatrices
que sobre él dejaron mis sensaciones
al recordar el momento en que corrimos
las fronteras de nuestros cuerpos…
 
Tus labios descubriendo mi cuello
tus manos conquistando mi espalda

y mi inhalar

y tu exhalar

siendo uno

 
El aire atestado de feromonas
los cristales exudando placer
el deseo marcando el ritmo de los latidos
 

y el pensamiento,

 

a s f i x i a d o

 

por el instinto primitivo

que aguardaba latente en mi

 

Estaciones alteradas

Respiro otoño
aire fresco
mandarinas
y calor del sol

Los días no comienzan
y las noches nunca acaban

Me deslizo entre nubes
o sobre ruedas

Recorro kilómetros de sensación

Cambio meridianos
voy alternando hemisferios…

Veo el futuro como un espejismo
proyectado en el camino

Me detengo,
vuelvo el foco a mi
Aquí,
Ahora

Tiempo y espacio
se fusionan al exhalar

y todo recupera el sentido

instante lúcido

Atravesar la córnea
sumergirme en el paisaje
saborear la inmensidad
 
Escapar,
por un instante,
de las fronteras del cuerpo
 
y sentirme parte del Todo
 
que tiene el sentido
que mi pensamiento limitante,
hoy,
no logra entender
 
pero que mi Ser,
encendido,
respira
y siente
 

limpieza sensorial

Pasajes ocultos,
contraseñas al placer
 
La noche me embriaga en fluídos
mientras va tramando
intensos puntos de conjunción
en medio de mundos remotos
 
Entre nieblas se proyectan
nuevas rutas a mis horizontes…
tu mirada,
despeja algunas escalas
 
El sudor queda impregado en la piel
mientras amaneciendo,
me adormece el arrullo
de sentimientos primitivos
 
Sigo despertando el instinto
 
dejo los poros abiertos
 
para sentir/ser sin filtro
 
y terminar de drenar al viejo ‘yo’
 
que ya no tiene lugar
en este nuevo universo
 

percutante

Es otoño,
juego con fuego
y la ciudad viste de gris
 
sin planearlo
la brújula carga otro norte
y nos cruza
 
En la oscuridad
desplegamos
un enredo de formas
 
y en un instante
somos
sólo un contorno
danzando al ritmo del silencio
 
Tu vehemencia percute mi alma
e inyecta frenesí en las venas
 
Jadeos
calor
humedad
 
Quietud
 
Mis colores tiñen las sábanas
 
tus palabras, sentidas,
me acarician
 
Descanso
 
el amanecer me encuentra
robando tu calor,
porque sabe fundir la jaula
que contiene mi piel