poesía

Manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra , en verso o en prosa

realidad aumentada

Pantallas,
 
portales que hoy

devoran las distancias

entre tu cuerpo y el mío
 
pasadizos a la intimidad

del otro lado

 
Deslizando un dedo
construimos un oasis

en el éter

 
sin pasado ni futuro
sin reglas ni condicionamientos
dónde sólo lo que hace bien existe
 
tu pecho

latidos

mi hombro

tu voz

silencios

suspiros

 
que mecen mi alma
hasta hacerme acabar

la noche

dormida

en brazos de un holograma
 
 

rémora

No se si quiero
 
seguir embelleciendo
 
esta jaula
 
que sutilmente
 
me condena a ser
 
prisionera de la soledad
 
 
Este lastre a la libertad
 
que sigo acrecentando
 

me detiene

 
en la pista de carreteo
 
hacia la quimera de mis sueños
 
 

catharsis

Tu presencia entre mis sábanas

arrulló la noche

 
los silencios compartidos

erosionaron la distancia

 
podría decir

que respiraste a mi lado

amalgamando los sueños y la realidad
 
Hoy,

amanezco

impregnada en vos
 
y tus palabras

son un faro

en este lunes de tormenta

para no perder

la costa de mi calma
 
 

molicie compartida

Amaneciendo juntos,

aunque nuestros cuerpos rozan

diferentes sábanas

 
distanciados y a la vez cercanos,
 
como dos extraños con intimidad
 
nos encontramos

construyendo puentes entre los antónimos

 
liberando palabras

de la esclavitud del silencio

 
transformado lo ordinario
 
sembrando semillas de curiosidad…
 
Y poniendo por un momento

en pausa a la soledad

 
dejo tatuada la última sonrisa

que dibujaste en mi rostro

 
porque elijo así,

comenzar hoy,

un nuevo día

 
 

perspectiva

Aunque todavía tengo imágenes claras,
se va borrando el calor de los recuerdos
 

Se hace difícil recapitular el deseo

 
El sabor de tus labios caducó

y tu perfume se evaporó de mi piel

 
Ya no quedan ni huellas

de las caricias

que solían surcar nuestros cuerpos…
 
Y no me están alcanzando las horas

para derrochar tanta soledad

 
Mientras tanto,
la música enmarca

este superávit de libertad

que hoy,
empezó a bosquejar

un camino sin retorno

 
 

por qué no?

Hoy quiero

 

poner en pausa el hacer,

 

sumergirnos en el silencio

 

bucear sensaciones

 

compartir el sosiego

 

Inhalarte

 

descubrirnos

 

rozar la piel

 

acoplar latidos

 

sentirnos

yuxtapuestos

 

Sin un para qué

 

tan sólo

 

porque sí

 

delivery

El invierno se despide de los valles
 
el sol calienta la piel,

abre los poros

despierta mis recuerdos

 
siento tu perfume

me transporta

 

quiero más

 
Mi pelo baila al ritmo
de una suave brisa
y deja un hombro descubierto
 

éste se eriza,

 
cuándo sobre él aterrizan

los besos

que en nuestro último encuentro
habían quedado atrapados tras tus labios
 
 

chamiza

Un disparador basta
para encenderme
 
un guiño
una palabra
un perfume
una melodía
una caricia…
 
pero la inconsistencia,
con celeridad

logra extinguir la llama

 
Aún así,
una vez más,
el deseo

vuelve a marcar el número equivocado

 
y me pierde

a la vera de una ruta sin rumbo

en la búsqueda de lo que no se encuentra

a la espera de lo que no llega

con una maleta repleta de sueños

 
Aguardaré el próximo avión
seguiré intentando

arribar a destino

evitando

durante un tiempo

jugar con fuego

 

tregua

Empezás a formar parte de mi mundo

contemplás mis espacios

visitás mis fantasías

 
Necesito escucharte
y saber
que lo que siento
no es tan sólo el eco
del deseo de tu voz
 
Esta noche,

la luna se espeja en el río,

y enciende aún más mi mirada

 
La música me penetra,
rompe la armadura que recubría mi cuerpo
y deja al descubierto la piel

que silenciosamente te aclama

 
porque tu Ser despertó
lo que este modo ‘supervivencia’
tenía anestesiado
 
 

hoja en blanco

Se fugaron las palabras
y el ritmo me abandonó
 
En estos días
casi no hay color
 
ya nada resuena en mi interior
 
El abismo se instaló en mi pecho
y aunque con mis manos intento cubrirlo
d u e l e   la profundidad del vacío
 
siento que súbitamente podría tragarme
y me perdería en él ..
 
así,
quizás,
pondría fin a esta angustia
 
Dónde estás poesía ?
Regresa,
rescátame!