desde el fin del mundo

Te descubrí
escalando mis formas
hasta que tenazmente provocaste
el encuentro de nuestras bocas
 
entonces rozamos los labios
inhalamos nuestro abismo
y fue para perdernos…
 
Y así también
encontrarnos

enredando nuestras lenguas

desdibujando los límites que nos dividían

fusionando los hemisferios

 
porque no hay distancia
ni frontera

que nos aleje

mientras tu voz acaricie mi cuerpo

y tu espalda

me proteja el alma
 

<<<      |        >>>

dejá un comentario

A %d blogueros les gusta esto: