CX

Estaciones alteradas

Respiro otoño
aire fresco
mandarinas
y calor del sol

Los días no comienzan
y las noches nunca acaban

Me deslizo entre nubes
o sobre ruedas

Recorro kilómetros de sensación

Cambio meridianos
voy alternando hemisferios…

Veo el futuro como un espejismo
proyectado en el camino

Me detengo,
vuelvo el foco a mi
Aquí,
Ahora

Tiempo y espacio
se fusionan al exhalar

y todo recupera el sentido

instante lúcido

Atravesar la córnea
sumergirme en el paisaje
saborear la inmensidad
 
Escapar,
por un instante,
de las fronteras del cuerpo
 
y sentirme parte del Todo
 
que tiene el sentido
que mi pensamiento limitante,
hoy,
no logra entender
 
pero que mi Ser,
encendido,
respira
y siente
 

zoom out

Un regreso anunciado
que no veía posible

un encuentro

una postergación

Señales

de caminos invisibles
que nos unen
en la red cósmica

de estar danzando al ritmo
del carrousel galáctico

de fluir
en sincro con el universo

Cauces

ríos de la vida

canales de vibración…

Conectar consciente
sin presentar oposición
 

aceptar

 
y con el paso de los días
comprobar

que la vida nos dá

exactamente

lo que necesitamos

atravesar

Enfrento la incertidumbre

en la que estoy sumergida

en reposo despojado

despersonalizada

desnuda de mí

 
Me dejo penetrar

por el metal fortuito

y sigo

paso a paso

borrando

viejos arquetipos arraigados

storage

Los objetos hablan,

y ya no quiero
escuchar sus historias

axiomas que aturden
y hoy no hacen eco en mí

Es tiempo de despedir
lo que no me hace brillar

tiempo de re_crear_me

y dar lugar
a nuevas melodías

incorporar otros colores

acariciar otras formas

conectar

vibrar

fosforecer

sin límites

abducción

Tarde de domingo,
ojos cerrados
calor del sol

La brisa acarrea
olores hasta el balcón

Sin advertirlo,
uno me envuelve,
y en un instante
cambia mi piso

Me regresa en el tiempo
a un lugar desbordado
de excesos e inconsciencia

Registro mis latidos,
abro un haz de luz

respiro en el pelo
inhalo la piel
y vuelvo a mí, hoy.

No cambio lo pasado

Respiro,
y soy feliz

zen tido

La conciencia de la muerte
hoy,
otra vez,
de visita

se va tornando una compañera inseparable

Su presencia
me hace disfrutar
aún mas
cada instante,
finito,
como lo que es

sin cuestionamientos

Me libera
de los prejuicios que paralizan la acción

inyecta
calor en la danza
pasión en el cuerpo
color al fluir

Sé que está cerca
y con eso basta

intento no escucharla
porque no la entiendo

así,
voy sobrellevando
la angustia que,
a veces,
acarrea el sinsentido del existir

e s p e c t r a l

Imágenes errantes

surgen cercanas

como fantasmas

Bajan el volúmen

de la música que me transporta

Detienen la danza

cortan el fluir

Mueven,

una vez más,

el piso que me sostiene

Congelan el tiempo

y, por un momento,

vuelvo a caer

 

Paro la cabeza

y despierto,

al placer

a lo que se disuelve en mi boca

al calor

las texturas

la porosidad

el frío

a los sonidos
  que movilizan mis formas
  para danzar nuevas melodías

a las caricias
  de mis filamentos rozando la cintura

a las sombras
  y veo luz detrás de los contornos

a la quietud y el silencio

que decantan las palabras

para,

simplemente,

Sentir